La decoración navideña es el momento para llenar tu hogar de ese espíritu tan especial que sólo esta fecha puede entregarnos. La Navidad está por entrar en tu hogar y la Noche Buena te invita a festejar con tu familia y amigos entorno a tu mesa. Aunque tu gusto se incline hacia lo elegante y caprichoso, puedes crear un paisaje navideño impresionante para celebrar tus fiestas.

Junto con la cena de navidad, la decoración de la mesa navideña no debe quedar al azar. Utiliza tonos en combinación con tu mejor vajilla cuando adornes tu mesa y ten la seguridad de que impresionarás a tus invitados.

MesasNavidad-3-a

Luego que decidas los colores a utilizar para decorar tu mesa, puedes pensar en las clásicas velas, los adornos, las cintas y las servilletas con delicados y bellos diseños navideños, siempre siguiendo el mismo esquema de color. Como centro de mesa puedes utilizar copas llenas de granos, nueces, piñas, canicas de vidrio o cualquier objeto pequeño. Una caja de madera rústica también se puede convertir en la base de un centro de mesa. Coloca velas sobre ella en distintos soportes como candelabros, situados a diferentes alturas. Agrega un arreglo floral y dale un toque final sumando una guirnalda o cintas de raso. Sólo asegúrate de que las llamas no entran en contacto con ningún objeto.

Mesas de Navidad Decoradas de Rojo 23
Respecto a la vajilla, si tiene algún dibujo éste deberá quedar a las doce en punto. El borde del plato mayor deberá estar alineado con el borde de la mesa. Y las copas hay que colocarlas en la parte derecha superior de los platos. Coloca, de izquierda a derecha, la del agua, seguida de la de vino blanco y por último la de vino tinto. Al ser navidad puedes poner también la de champán. Normalmente se sacan al final para no cargar mucho la mesa.

MESA4

A la izquierda de los platos deberás poner otro platito más pequeño para dejar el pan. Si vas a poner mantequilla puedes dejarla a la derecha en otro plato con un cuchillo especial para untar. Respecto al servicio, a la derecha del plato deberá estar el cuchillo, con la parte afilada mirando hacia el plato, y la cuchara. A la izquierda, el tenedor. Los cubiertos deberán estar colocados desde el exterior hasta el interior siguiendo el orden de los platos. Si hay algún cubierto especial para el marisco (pinzas) deberán estar a la derecha. Los cubiertos del postre los puedes colocar en la parte superior del plato.