Una balda como cabecero.

dormitorios

Hoy en día encontramos viviendas cada vez más pequeñas pero el espacio no tiene por qué estar reñido con la decoración. Hay que saber sacar el mayor partido e incluso a veces aprovecharse de esos pequeños defectos que tienen nuestras casas para conseguir vivir en un espacio a nuestro gusto.Si el dormitorio es muy reducido y no te caben dos mesillas de noche (a veces ni siquiera una) no hay que preocuparse porque a veces con unasencilla balda en la pared del cabecero conseguimos unir dos ideas: nos servirá tanto de mesita de noche colocando una pequeñalámpara, el libro que estamos leyendo, el despertador, etc… Y además, colocando un espejo o cuadro apoyado estaremos convirtiendo esa pared en un cabecero decorativo muy original.
Fuente: www.enfemenino.com